Desarrollo Infantil

Ejercicios de Motricidad Gruesa en Casa

Debemos comenzar por recordar que la motricidad gruesa se refiere a la capacidad de un niño de poder tener la coordinación necesaria para poder llevar a cabo actividades y practicar una enorme diversidad de deportes así como iniciar su camino de valerse por sí mismo como parte de un desarrollo infantil sano.

Es importante traer a la mente el hecho de que el niño por su propia naturaleza ve y quiere imitar lo que hacen quienes le rodean, y si hay niños mayores esto se acentúa mucho más pues el pequeño o pequeña quiere sentirse capaz de igualar lo que aquellos hacen. Es por eso que las circunstancias a su alrededor llegan a incidir en cómo el niño aumenta su motricidad gruesa según va creciendo, eso sin embargo no significa que no podamos ayudarle a mejorarla con ejercicios que puede hacer en casa.

La Motricidad Gruesa como parte fundamental del Desarrollo Infantil

Uno de los juegos más simples que puedes llevar a cabo con tu pequeño es una variación del juego del avión, la idea es hacer un trazo similar pero en vez de un avión hacer un árbol y colocar manzanas en las ramas de forma que el pequeño sale en pie por el tronco y vaya recogiendo las manzanas una en una. Este sencillo juego le permitirá ser creativo con su coordinación y comenzar a trabajar esta en función de lograr un objetivo determinado.

Otro juego que permite trabajar de forma perfecta la coordinación mental y física es el juego de bolos, y no necesitas de nada complicado, basta tener un balón cualquiera y unas botellas de plástico, con esto harás que el niño busque coordinar los movimientos necesarios para tumbar cuantas botellas sea posible en cada tiro. Este es por mucho uno de los juegos más útiles para lograr que los pequeños ejerciten su motricidad gruesa.

Desarrollo Infantil

Finalmente podemos sugerirte hacer el que el niño vaya intentando hacer dos cosas a la vez, por ejemplo, lanzar una pelota al aire y luego tratar de recuperarla, esto es muy útil porque el niño no solo tendrá que coordinar la fuerza de lanzamiento sino también tendrá que moverse alrededor del área de juegos para poder recuperar el balón con que está jugando.   Otro juego muy interesante que permite que el niño desarrolle la motricidad gruesa requiere de algo tan simple como una tabla de madera no muy ancha y por la cual el niño tenga que caminar colocando un pie delante del otro a guisa de una barra de equilibrio. Este ejercicio tiene precisamente por objetivo ejercitar la coordinación del niño de forma que sepa no solo llevar a cabo los movimientos necesarios para avanzar por la tabla sino también para mantener el equilibrio mientras lo lleva a cabo.

Desarrollo Infantil

En resumen la idea es que el niño ejercite las características que definen a la motricidad gruesa: coordinación, equilibrio, capacidad de controlar su cuerpo y darle instrucciones de forma que pueda lograr el objetivo que se trace y así poder alcanzarlo. No olvidemos que si bien todo esto será tratado en el kínder por parte de sus maestras es menester que también en casa le apoyemos para que su desarrollo infantil sea el más adecuado.